Tarzán de los monos

Uno de los grandes mitos de aventuras es, sin duda, Tarzán de los monos. Aprovechando el estreno de su enésima versión, daremos un breve recorrido a la historia de este personaje desde sus orígenes. Esperamos que os guste.Tarzán-ElmoLincoln

Este machote un poco fondón, es Elmo Lincoln, el primer Tarzán del cine. Hablamos de cine mudo, donde también citaremos a James H. Pierce y Frank Merrill. Ninguno de ellos llevó al firmamento de las estrellas, pero es de justicia mencionarlos, aunque sólo sea por la maravilla de posters que acompañaban a sus películas.
Tarzan-H.Pierce Tarzan-FrankMerrill

 

 

 

 

 

 

 

Y llegamos al gran momento… Johnny Weismuller, TARZÁN, así, con mayúsculas. Nunca habrá otro como él, ni como su Jane (Maureen O’Sullivan)…  Boy, el actor Johnny Sheffield, es otro cantar (para gustos los colores y a nosotros nos parecía un poco repelente). Momentos inolvidables de la historia del cine como el grito de Weismuller, su paseo por las lianas, sus baños con Jane en el río, los gaboni (qué miedo nos daban los condenados cuando aparecían de entre la maleza a miles), la mona Chita…

Tarzan-Johnieweissmuller

Pero el tiempo es un enemigo invencible. Y también venció a Tarzán. Recomendables todas las películas bajo la Metro Goldwyn Mayer, el paso a la RKO Radio marcó el ocaso del personaje, ya porque las películas eran de menor calidad, ya porque Tarzán se nos hacía mayor y ganaba unos cuantos kilitos, ya porque Jane no era O’Sullivan, o ya porque la gente estaba hasta el gorro de Tarzán.

Es curioso que en tiempos del apogeo de Weismuller (campeón olímpico de natación, por cierto, aunque eso seguro que lo sabíais todos) hubo dos intentonas al mismo tiempo con el personaje de Edgar Rice Burrows protagonizadas por Buster Crabbe (luego famoso por dar vida a Flash Gordon) y Herman Brix (éste, viendo el lío en que se había metido, luego utilizaría su nombre real, Bruce Bennett, y llegó a participar en notables películas como El tesoro de Sierra Madre, que por si no la habéis visto, es una joya del cine).

La última película de Weismuller como Tarzán fue en el año 1948. Un año más tarde, apareció un nuevo intento con Lex Barker. Cinco películas que se pueden ver con agrado y que a su protagonista le dieron cierta notoriedad y que le sirvieron de plataforma para protagonizar numerosas películas de aventuras o westerns. Por cierto, el bueno de Lex, fue marido de nuestra baronesa Thyssen desde 1965 a 1973, año de su muerte.

Tarzam-LexBarker

Tarzan-GordonScottUn caso similar es el de Gordon Scott, seis veces Tarzán, mucho menos capacitado para actuar que Barker, y que con una corta carrera en el cine, fue uno de los rostros típicos del péplum. Eso sí, el tío era cachas de narices.

Y a partir de aquí, la decadencia. Una serie de innumerables Tarzanes de baja calidad en un intento fallido de reverdecer viejos laureles. Jock Mahoney, Ron Ely (puede que el más decente de todos ellos), Mike Henry, Steve Hawkes, David Carpenter, Richard Yesteran… hasta un ¡¡¡Johnny Kismuller!!!, que ya hace falta valor.

 

Y llegamos a los años ochenta. Miles O’Keefe será el nuevo hombre mono, aunque aquí importará poco, pues se trata de una versión donde se trataba de destacar a Bo Derek (para eso la dirigía su marido) y eso que contaba con la presencia del gran (actor y bebedor) Richard Harris.

Tarzan-MilesOKeefe

Y, por fin, llega una nueva versión que sí nos dejó satisfechos y que lanzó al estrellato a sus dos protagonistas, Christopher Lambert y Andie Macdowell. Greystoke se adentra de una manera seria al mundo de aventuras de Tarzán y al choque del salvaje lord con la civilización. Hugh Hudson, director de la excelente Carros de fuego, realiza una buena aproximación al mito del hombre mono aunque, desgraciadamente, no tuvo continuidad alguna en el cine. El mito no daba para más.

Tarzan-ChristopherLambert

De nuevo años de sombras para el personaje y , más que sombras, oscuridad permanente con la versión protagonizada por Casper van Dien, Tarzán y la ciudad perdida, hasta que, ¡cómo no! La factoría Disney nos obsequia con su versión del rey de los monos, película extraordinaria, divertidísima, con una banda sonora con canciones de Phil Collins, y, para nosotros, con la segunda mejor Jane de la historia de Tarzán… ¡sí! ¡Un dibujo animado! En el año 2013 hubo una nueva versión animada que pasó casi inadvertida.

Tarzan-Disney

Hasta La leyenda de Tarzán, el nuevo intento de recuperar al personaje, que ha llegado actualmente a las pantallas. Como película de aventuras, funciona, eso no cabe duda. Es entretenida y está muy bien hecha… Poco más. El bueno de Alexander Skarsgard es guapo y está cachas, pero comparándolo con el gran Johnny, nos resulta blandito. Lo cierto es que nos gustaba más de vampiro en True Blood. Además, hay un detalle importante. Cuando en nuestra tierna infancia veíamos a Weismuller, nos creíamos todo lo que hacía: cuando daba vueltas sobre un cocodrilo, cuando cogía a un pigmeo y lo lanzaba como si nada, cuando iba “volando” en sus lianas, su grito … Aquí, es tan inverosímil lo que hace, que no te lo crees: la exageración le quita credibilidad. ¡Ah! Y donde esté el “taparrabos” que se quiten los bermudas…

 

Y recuerda, si te gusta el cine, juega a Cineboum.

Etiquetas: , , , ,
Categorías: Blog